INFÓRMATE GRATIS

900 869 100

Empezaremos por el principio. Una IP es algo así como una matrícula para identificar al dispositivo con el que estás navegando por internet. Ya sea tu tablet, tu smartphone o tu ordenador, a todos se les asocia una IP (un número).

¿Para qué sirve tener una IP Fija?

Esta característica de invariabilidad está pensada para empresas o negocios que se sirvan de Internet para ofrecer sus servicios y para dinamizar el trabajo a distancia, ya que tener una IP fija nos permite acceder a los archivos alojados en un ordenador desde casa y trabajar en una red de negocio compartida a distancia, facilitando así el teletrabajo.

Las direcciones IP estáticas son fundamentales para conexiones externas repetidas. Es decir, si se va a configurar un servidor de correo electrónico o de datos.

¿Qué diferencia a una IP Fija de una IP Dinámica?

Una IP Fija en este caso, a diferencia de una IP dinámica, no cambia al reiniciar tu dispositivo o al cabo de un día. Al tener una IP fija se mantiene estática e invariable.

Ventajas de contratar una IP Fija

Contratando una IP fija podemos vernos beneficiados por conexiones más sólidas, tener un control remoto sobre las aplicaciones o cámaras de vigilancia  de nuestro negocio o un acceso directo a servidores web o FTP.

Las IP Fijas también son muy convenientes para configurar sistemas de VPN, también conocidos como redes privadas virtuales, y así poder realizar conexiones más seguras, sin bloqueos geográficos y en definitiva teletrabajar sin preocupaciones.

¿Cuánto cuesta contratar una IP fija?

Las IP van asociadas a un contrato de fibra, desde Ensertia ofrecemos una oferta de fibra de 500mb simétricos con IP Fija y sin permanencia desde 49.95€ +IVA.

Benefíciate de las ventajas que ofrece este servicio que ofrecemos desde Barcelona, infórmate en el 900 869 100