INFÓRMATE GRATIS

900 869 100

Vivimos en la era de la hiper-conectividad. Intercambiamos millones de datos a millones de kilómetros de distancia, y con la irrupción del 5G no parece que esto vaya a disminuir.

Pero, esto tiene una cara B: la posibilidad de un corte de internet en tu empresa. La dependencia total de la “world wide web” puede hacer que una interrupción en el suministro durante una media hora haga tambalearse la productividad de toda la semana e incluso peor, afectar negativamente a la imagen de nuestra marca.

Servidores en la nube, cuentas de correo, centralitas telefónicas, videollamadas con compañeros fuera de la oficina… Todo depende de nuestra conexión y si nos falla necesitamos estar informados y preparados.

¿Qué causa un corte de suministro de Internet en la empresa?

Principalmente existen cuatro tipos de averías que deberías tener en cuenta al sufrir un corte y que nosotros solemos ver en el día a día. Una rápida detección puede aliviar el tiempo de desconexión considerablemente.

  • Averías en la central. Son averías que afectan a una zona. Pueden afectar a una calle, una manzana o todo un polígono. En un principio son las más rápidas ya que los operadores al afectar a varios usuarios y ser un problema de mayor envergadura, su propia urgencia hace que tenga prioridad. Se puede reparar en cuestión de horas.
  • Averías de infraestructura. Afectan a uno o varios abonados. Un ejemplo sería un corte de cables al pasar un camión o una mordida de un ratón. Estos cortes suelen tardar unos días en subsanarse.
  • Averías en una conexión: Éstas afectan a un usuario y son las más difíciles de encontrar ya que es un tema técnico que suele tardar un mínimo de 3 días, aunque puede alargarse hasta 15.
  • Impagos: El corte también puede ser premeditado, respondiendo a una moratoria en el pago de las facturas.

Aquí hablamos de averías de suministro, no de fallos en el wifi. Este segundo puede deberse a problemas con drivers del ordenador, con el router o la intensidad de la señal entre otros.

¿Qué puede hacer una empresa cuando se queda sin internet?

Más allá de esperar a que el servicio técnico actúe con la máxima rapidez, la única solución y la más viable es contar con una segunda línea de internet, lo que se conoce como “línea de backup”.

LA MEDIDA DE SEGURIDAD PERFECTA ANTE UN CORTE DE INTERNET EN TU EMPRESA

Requisitos de una línea de back up perfecta

Para que un segundo suministro de internet sea 100% efectivo en su cometido, mejor si se trata de un suministro independiente a la primera compañía, así evitaremos que se nos extienda el corte a ambas fuentes de suministro.

También es conveniente que su tecnología cambie, un ejemplo sería un router 4G que funcione con cobertura móvil (un proveedor independiente de internet).

Por último y no menos importante, ha de ser una línea activa. Aunque no la usemos a diario, debe de estar operativa, para en el momento de requerir sea una acción “plug and play” o en nuestro caso “plug and work”.

¿Cómo impacta en una empresa un corte de suministro?

Este es un tema al que nos enfrentamos con relativa frecuencia en Ensertia, el problema es que cuando ocurre estamos ya apagando el fuego, no se ha tomado la acción de manera preventiva, normalmente por un tema de precios. Pero, hagamos unos cálculos:

Tener a un grupo de 30 personas sin trabajar unas 2 horas por un corte en la red sería:

30 trabajadores x 2h x 10€/h = 600€

Si nuestra línea de backup nos salva de una situación así una vez al año ya estaremos amortizando la inversión de toda esa línea durante ese año. Además podremos repartir la saturación de internet entre ambas líneas y disfrutar de conexiones más eficientes.